• Luis Angel Rincon

¿Volver a Venezuela en medio de la pandemia?

Después de verse obligados a dejar su país, muchos venezolanos se ven obligados a regresar por la falta de recursos para subsistir lejos de sus casas


El cierre en masa de establecimientos comerciales debido a la Covid-19 generó una pérdida de millones de empleos. Por lo que, ante la falta de recursos para subsistir lejos de sus casas, muchos venezolanos regados por el mundo decidieron volver al país.



Por ejemplo, refugiados y migrantes, que dependen de la economía informal para sobrevivir, perdieron sus trabajos durante la pandemia y ahora viven en la pobreza, incapaces de satisfacer sus necesidades básicas, como el pago del alquiler. En la mayoría de los casos, miles de ellos han regresado desde otros países de América Latina.


Sin embargo, al llegar a Venezuela, han denunciado malos tratos, graves problemas en la administración de la salud y discriminación.


El régimen de Nicolás Maduro convida a los migrantes venezolanos a volver al país, donde supuestamente recibirán cuidados médicos y serán llevados a hoteles para pasar la cuarentena, para después continuar su viaje hasta sus lugares de residencia; pero la realidad es muy distinta.


Algunos migrantes son sometidos a exámenes para verificar un posible contagio por el coronavirus. Los que pasan por este protocolo son llevados a escuelas, gimnasios deportivos, inclusive almacenes donde ni siquiera tienen acceso a agua potable, lo que vuelve casi imposible el tratamiento real de la enfermedad.


Por otro lado, estos centros no son dirigidos por personal de salud, sino por funcionarios del régimen que no están debidamente capacitados, resultando en situaciones de tratos crueles y degradantes.


Además de la forma en que han sido recibidos, los migrantes han sido estigmatizados y tratados como traidores o fuentes de contagio. Algunos funcionarios, incluso, describieron a los repatriados como "armas biológicas".


Si salir de Venezuela no fue una decisión sencilla, verse obligados a regresar en medio de una pandemia menos lo es. Parece difícil encontrar alguna ventaja para quien decida regresar en este momento.


Aquellos que puedan regresar en avión tendrán más facilidades y menos obstáculos, pero aun así existen varios inconvenientes a tener en cuenta una vez estén de vuelta en Venezuela.



- La situación económica de los que vuelven es muy inestable, debido a la falta de empleos y de oportunidades. No tendrán muchas posibilidades de conseguir para sí mismos y sus familias el dinero suficiente para alimentación, vivienda y otras necesidades básicas.


- El gobierno impuso un estado de alarma que maneja a su antojo, junto con un esquema de cuarentena y flexibilidad de actividad que se alterna por áreas y períodos semanales, de manera arbitraria.


- En Venezuela, el sistema de salud continúa bajo una presión considerable por parte del gobierno y tiene debilidades notables en términos de infraestructura, servicios y recursos.


Lo más probable es que, una vez terminada la pandemia, la gente siga probando suerte en otros países, ya que hay una demanda fuerte para que esas personas sigan mandando remesas.


La única ventaja de regresar a Venezuela en este momento sería la reunificación familiar. Nada brinda más seguridad que encontrarnos cerca de nuestros familiares y en la casa que crecimos. El venezolano es muy hogareño y sabe que al volver siempre tendrá un techo para guarecerse mientras pasa la tormenta.


gif