• Luis Angel Rincon

Resoluciones para salir de Venezuela este año 2020

Tradicionalmente tendemos a recibir el año que comienza con nuestra lista de propósitos. Sin embargo, todos los venezolanos sabemos que muy atrás quedaron aquellas listas llenas de deseos comunes, ya fuera perder peso, un carro o un empleo nuevo.

No es difícil imaginar con cuál resolución comienzan muchas de las listas de propósitos para este 2020. Ya está comprobado por varias encuestas que irse del país es el mayor deseo de una gran parte de la población venezolana.

También debemos recordar que la mayoría de las veces estas listas no sirven de mucho, pues llega julio y seguimos sin cumplir nuestros deseos.

Claro que una lista de propósitos no sirve de nada sino se acompaña de acciones que nos lleven a nuestro meta principal. Si nuestro deseo es perder peso, entonces esa meta se tiene que dividir en múltiples actividades que deberemos llevar a cabo, como hacer ejercicios, comer más frutas y vegetales, subir al Ávila cada domingo.

Si nuestro deseo es irnos del país, entonces conviene conocer todos los pasos que debemos dar para irnos, no solo con las maletas a cuestas, sino también con todos los documentos legales necesarios, como pasaportes, visa, títulos profesionales, partidas de nacimiento, entre otros. Sin olvidar que debemos apostillar o traducir la mayoría de esos documentos.



A veces la lista de propósitos es poco realista y se enfoca en un sueño que esperamos que nos caiga del cielo. Si no somos realistas, lograremos muy poco. Debemos enfocarnos, dedicar tiempo, dinero y esfuerzo si queremos dejar el país el año que viene.

Hay quienes asumen que emigrar es como un trago amargo que es necesario para continuar con la vida de bienestar que deseamos.

Cuando una persona se plantea esta posibilidad, no dejan de surgir dudas y preocupaciones de toda clase. ¿A qué país emigrar? ¿Cuánto dinero necesitaremos?

Lo importante de esta decisión entre quedarse o irse del país es que entendamos que ambas situaciones son igual de difíciles. Aunque logremos dejar Venezuela y nos encontremos en un país donde hay estabilidad económica y abastecimiento, esas necesidades básicas para mantener una vida tranquila, esto no garantiza que nos sentiremos plenos o felices.

En cualquier lugar del mundo donde nos encontremos, debemos buscar maneras para hacer nuestro día a día más agradable, ya sea rescatar pasatiempos o hobbies, además de dejar de comparar lo que fue nuestra vida antes con lo que vivimos actualmente.

Nada será igual, ni nosotros mismos. Debemos entender que cada uno de nosotros ya se encuentra en su propio viaje. Para siempre estaremos en un cambio constante y permanente. Este año nuevo hagamos que este sea un cambio para mejor.


Por Luis Ángel Rincón

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.