• Luis Angel Rincon

Refugio en España para venezolanos: ¿es una opción viable?

Hoy día son muchos los venezolanos que solicitan asilo en España. Según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), más de 30 mil peticiones, sólo de venezolanos, se encuentran pendientes, y van en aumento.

Sin embargo, ¿es España realmente una opción viable para solicitar asilo?

De acuerdo con los estándares fijados en los convenios internacionales, España ofrece dos modalidades de protección para el refugiado: el derecho a asilo y la llamada protección subsidiaria.



El asilo se ofrece a las personas perseguidas en su país, ya sea por razones de raza, orientación sexual, posición política o religiosa. Es decir, personas que por estas razones hayan sufrido violencia física o psíquica, además de denegación de protección judicial.

La protección subsidiaria se otorga cuando se confirman oficialmente las amenazas graves contra la vida de los civiles por situaciones de violencia indiscriminada en situaciones de conflicto.

Como lamentablemente no hay una situación de conflicto abiertamente declarada, no se puede solicitar la protección subsidiaria.

Obviamente Venezuela está atravesando una grave crisis por culpa de los corruptos que podría servir como motivo para calificar por un asilo en España, pero los motivos deben ser demostrado y de carácter grave. Casa caso concreto debe ser documentado y justificado.

Si están pensando en solicitar asilo, recomiendo que se asesoren en detalle. Tengan en cuenta que el trámite puede tardar varios meses, hasta años.

Lo primero que debe hacerse es solicitar una cita en la oficina correspondiente. Al final les entregarán la tarjeta blanca, un documento para constar que han solicitado la protección y que está en proceso de admisión.

Ahora, el hecho de que se admita la solicitud no significa que se vaya a conceder el asilo; sólo significa que el procedimiento va a continuar hasta una decisión definitiva.

Una vez admitida la solicitud, el Estado español emite la tarjeta roja, un documento de identidad que tiene una vigencia de seis meses y no autoriza a trabajar. Pero incluye el número de identificación de extranjero (NIE), que les permitirá abrir una cuenta bancaria, por ejemplo. Además, con este documento pueden recibir la tarjeta sanitaria y asignárseles un médico de cabecera.

Si a los seis meses no se ha decidido la solicitud de asilo, entonces se renueva la tarjeta roja, y se incluye la mención expresa “Autoriza a trabajar”. Luego cada seis meses deberán renovarla en las mismas condiciones hasta que emitan la resolución definitiva.

Si les conceden el asilo, les sustituirán la tarjeta roja por una Tarjeta de Identificación de Extranjero. Este documento es similar a un permiso de residencia y trabajo.

Como ven, es un proceso largo, y el solicitante deberá contar con el dinero suficiente para mantenerse mientras espera el permiso.

Yo recomendaría este proceso para personas que pueden contar con la ayuda económica de un familiar o un allegado.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.