• Luis Angel Rincon

¿Reciprocidad diplomática con Venezuela?

El 2019 ratificó la decisión de la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela de aplicar el principio de reciprocidad en materia de relaciones internacionales. Esto fue lo que ocurrió en noviembre con el personal diplomático de El Salvador.

Para la cancillería venezolana la mayoría de los países latinoamericanos solamente buscan suministrar “un exiguo balón de oxígeno” a la estrategia estadounidense de “intervención” y “bloqueo económico” contra el pueblo de Venezuela.

Asimismo, la Cancillería aseguró que Venezuela ratifica que siempre estará al servicio de los demás países latinoamericanos para consolidar la paz, la soberanía, la independencia y la integración.



Esto es lo que está ocurriendo a nivel político, pero para el ciudadano es bastante distinto. El aumento de restricciones migratorias a los venezolanos, lejos de solventar la crisis, la va a agravar.

Aparte de las condiciones vulnerables en las que están saliendo las personas de Venezuela, solicitar una visa, al igual que una renovación de pasaporte o emitir uno nuevo, es prácticamente imposible por los costos. Además de que dicha restricciones traerá un aumento de las redes de corrupción o de situación de ilegalidad entre los migrantes.

Hasta ahora seis países de Latinoamérica han puesto visados de obligatorio cumplimiento a los venezolanos que desean entrar como turistas: Perú, Chile, Ecuador, Panamá, Guatemala y República Dominicana.

Estas decisiones políticas llevarán tarde o temprano al aumento de esta lista. Hay que tener en cuenta que diariamente unas 5 mil personas cruzan a pie la frontera en el Táchira, huyendo de la tragedia venezolana. desde allí continúan su peregrinaje bien a Cúcuta en Colombia, a Perú, Ecuador, Chile o a la Argentina.

Son diez días de viaje por carretera que están dispuestos a realizar en busca de un mejor futuro.



La mayoría escapa de la crisis que ha causado una hiperinflación de más de 10.000.000%. Los venezolanos que han cruzado la frontera han dejado atrás el colapso económico, la escasez de alimentos y medicinas, la inseguridad, la violencia, el desempleo, la falta de libertades, además de la violación de los derechos humanos.

Es increíble que todas estas causas no sean suficientes para que los venezolanos obtengan el estatus de refugiados. ¿A qué espera la ACNUR para aprobarlo?

Aunque Venezuela no ha tenido una guerra, las consecuencias de la crisis económica han empujado a una gran parte de su población al éxodo.

Esta cifra ya se acerca a los más de 5 millones de sirios fuera de su país que ha tenido una guerra por más de 8 años. Aun así cada refugiado sirio recibe una dotación de 5 mil dólares mientras que a los venezolanos apenas le otorgan una ayuda de 100 dólares.

Una vez más, la diferencia solo reside en un término político. La gente que deja su país a pie no puede esperar a que los diplomáticos logren un acuerdo.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.