• Luis Angel Rincon

Razones por las que no debes irte del país con solo 100 dólares

Últimamente he leído y escuchado sobre muchos casos de personas que dejaron Venezuela con menos de 100 dólares en los bolsillos.

Ante esta noticia, mi primera reacción es de total incredulidad. Me parece imposible y muy arriesgado emprender tamaña empresa como la de emigrar con tan poco capital. Debe haber otros factores como que algún familiar los reciba o que al llegar ya tengan un empleo garantizado.

Todos sabemos que la situación en Venezuela es crítica y quizás esto lleve a muchos a idealizar el hecho de irse a cualquier otro lugar. Soñamos con tomar un viaje desconocido que no sabemos hacia dónde nos llevará, sea como sea. Pero no podemos evadir que se necesita una mínima cantidad de dinero para sobrevivir las primeras semanas en otro país, mientras logramos asentarnos.

No solo me refiero a comprar los pasajes. Supongo que quien se atreve a viajar con solo cien dólares, probablemente se gastó todos los ahorros que tenía en el boleto o los pasajes de autobús.

Comprendo la angustia y el deseo de querer salir, pero no podemos precipitarnos. Irse de golpe y sin contar con el dinero suficiente solo terminará en un fracaso, tanto así que solamente se soñará con volver.

Creer que se puede dejar Venezuela a la buena de Dios, solo con la ropa que se tiene puesta, es un acto irresponsable. Hay que tener en cuenta que no siempre conseguiremos una mano amiga.

Además se debe considerar los gastos más básicos que, comparados con los costos en Venezuela, son considerablemente elevados. Cien dólares puede parecer mucho en Venezuela, pero una vez cruzada la frontera es un monto que se desinfla.

Hay que asegurar nuestras comidas y el lugar donde dormiremos mientras esperamos encontrar empleo.

Acá les resumo unas cuantas razones y gastos por los que irse de país con solo 100 dólares se hace imposible.



Conseguir donde dormir

Tienes que encontrar un sitio para descansar. Las opciones más económica son los hostales en los cuales se comparte habitación con varios viajeros, pero en pocas semanas gastarás más de 100 dólares.

Transporte

Por lo general, no puedes emigrar con vehículo propio (y en ese caso tendrías que cubrir los elevados gastos de mantenimiento). Cualquier pasaje de autobús o metro fuera del país puede costar alrededor de un dólar. Al menos que vayas a ser como una planta y quedarte en un solo lugar, el dinero lo gastarás solo en desplazarte.

Comida

Nadie vive del aire. No puedes pensar que resistirás comiendo solo galletitas en el camino. Tendrás que comer de verdad y en cualquier local en el resto de Latinoamérica los precios varían mucho, pero en promedio podría gastar de tres a diez dólares en una comida muy económica. Hacer un mercado es más barato, pero seguramente no tendrás dónde cocinar.

Servicios

Incluso si llegas a un hotel, tienes que pensar en pagar ciertos servicios. Necesitarás un celular, por ejemplo; necesitarás internet si deseas comunicarte con tu familia. Por no hablar si logras alquilar un apartamento o una habitación, entonces habría que tener en cuenta el agua, el gas, la calefacción…

Medicinas

En Venezuela hemos vividos por años con un gobierno populista que desajustó la verdadera relación entre los precios y los productos. Esto se hace evidente en el caso de las medicinas. No nos engañemos, son costosas. Incluso el antigripal más simple puede costar unos 15 dólares la caja. Así que, si debes tomar alguna medicina, este es otro factor en contra.

Documentos

La persona que emigra sabe que debe realizar mucho papeleo y trámites mientras se asienta en su nuevo país nuevo. Todos estos trámites tienen un costo que podría parecer poco elevado, pero al final son tantos que llegan a sumar una cantidad considerable.

No se trata de arruinar tu esperanza de viajar con solo 100 dólares. Es una cuestión de seguridad, de que logres estar tranquilo bajo un techo y de que puedas comer mientras cubre todos los requisitos y la documentación migratoria, para que luego tengas la posibilidad de encontrar un empleo.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.