• Luis Angel Rincon

Preparándonos para cuando pase el Coronavirus: ¿Se puede empezar de cero en Miami?

La obra de Carlos Cruz-Diez en el aeropuerto internacional de Maiquetía ya forma parte del imaginario venezolano como símbolo de la diáspora y todas las emociones que dejar nuestro país concentra: esperanza, incertidumbre, nostalgia.

Muchos profesionales lo han dejado todo para ir a probar suerte fuera de Venezuela, así sea como mesoneros. Emigrar en Venezuela se ha vuelto un tema común de conversación.

Justo estos días, en los que muchos más vuelos desde Venezuela están cancelados por el Coronavirus, debemos aprovechar para planificar cómo salir de Venezuela. Es el el mejor momento ahora; puesto que muchas veces no hay tiempo de planificar, de esperar ni de ahorrar. La mayoría emigra sin la cantidad suficiente de dinero que le permita costear sus gastos por un tiempo prolongado. Varios países han recibido a los venezolanos en estos años tan difíciles, pero Estados Unidos sigue ocupando el primer lugar entre los destinos que prefieren los venezolanos, así no cuenten con el dinero suficiente para que comenzar una vida nueva.



Entre las ciudades de Estados Unidos, Miami es para muchos inmigrantes latinos la puerta de entrada a este país, y la mayoría elige este destino buscando bienestar y calidad de vida. Emigrar a Miami y a cualquier parte de los Estados Unidos no es un proceso sencillo, y mucho menos barato. Por eso parece bastante insólito que haya muchos venezolanos que estén llegando a esta ciudad de la Florida sólo con 100 dólares en el bolsillo y ninguna oferta de trabajo inmediata.

Nos le aconsejo emigrar a Miami solamente con la visa de turista, y esperar a que se culmine el tiempo establecido para quedarse viviendo en el país como ilegales. Intenten emigrar de manera legal. La mejor opción es conseguir una oferta de trabajo que permita realizar los trámites de residencia permanente.

Sin embargo, son pocos los que cuentan con esa suerte o con mucho dinero para montar empresas o iniciar una nueva vida, además de quienes ya tienen el pasaporte americano. Al irse sin ningún plan ni ahorros se corre el riesgo de ser víctimas de abuso laboral o discriminación, y no podrán quejarse con ninguna autoridad.

La vida afuera puede ser muy dura. Ayuda mucho si cuentan con una referencia de un amigo o familiar que esté residenciado y trabajando en Miami. Aun así no les recomiendo irse a Miami contando con que van a dormir en el sofá de una tía.

Es recomendable, ya que en Venezuela no se puede ahorrar, emigrar a otro país que ofrezca más facilidades legales. Una vez allí ahorrar el dinero suficiente para viajar y mantenerse en Miami los primeros meses.

El venezolano debe entender que no todo es tan color de rosa. Emigrar como sea y sin el dinero suficiente no es de valientes, al contrario, me parece una decisión de gente irresponsable.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.