• Luis Angel Rincon

La tensa situación de los venezolanos en Panamá

Mientras países como Argentina, Uruguay y Colombia se solidarizan con la crisis de Venezuela, en Panamá al igual que Perú, México y Chile se han ido instaurando muchas restricciones para los viajeros venezolanos.

Hace diez años Panamá era visto por los venezolanos como un lugar de oportunidades, ya que tiene una economía bastante estable, lo que sin duda es un factor determinante a la hora de escoger un país para emigrar.

Sin embargo, como bien se sabe, no todo lo que brilla es oro. En los últimos años Panamá le ha puesto muchas trabas a los inmigrantes que buscan permanecer de manera legal en la tierra del Canal. Principalmente se ha ido en contra de los latinoamericanos.

La fiesta de los venezolanos en la época de Cadivi, por allá en 2007, con compra de apartamentos, negocios millonarios, y mucho shopping, se acabó.

En ese momento empezaron los rumores y la desaprobación que terminaron en marchas y el rechazo colectivo hacia los venezolanos en Panamá, tal como también está pasando en Perú recientemente.

Tanto así fue el rechazo que volvió un decreto oficial. A partir del 1 de octubre del 2017 todos los venezolanos necesitarían visa para entrar a Panamá.



Según el gobierno, la situación crítica en Venezuela pone en riesgo la seguridad y la economía de Panamá. Incluso han asegurado que reduce las fuentes de empleos de los panameños.

El problema no solo es que el venezolano deba solicitar una visa, sino lo difícil que parece ser conseguirlas. La mayoría de las peticiones no han sido aprobadas. Más de 70% han sido rechazadas por la embajada panameña en Caracas. Además, hay que pagar impuestos para registrar documentos que muchas veces no les son otorgados.

Cuando visité Panamá hace poco, pude entrar sin ningún problema solamente porque tengo residencia de Reino Unido.


Acá les dejo la información sobre la visa de Panamá para venezolanos del portal de Copa Airlines y cuáles son las excepciones como la mía de tener una visa de Reino Unido.


Sonya y yo estuvimos un par de días, y nos sorprendimos por la cantidad de venezolanos que hay.

Digamos que en un país de 4 millones de habitantes (mucho menos que Caracas), un promedio de 100 mil venezolanos que no hay que hacerle zoom para que se haga notar; sobre todo, si la mayoría se concentra en la Ciudad de Panamá que apenas llega a un poco más del millón de personas.

No resulta extraño que los panameños piensen que están siendo invadidos. Y, aunque el trato es más o menos cordial, digamos que la situación de rechazo sigue siendo tensa.

Mientras te vean como a un turista, alguien que llegó al país para dejar su dinero, no tendrás problemas. El rechazo de los grupos radicales es hacia los inmigrantes, hacia los que piensen quedarse.

Lo que más preocupa es que este rechazo parece ya formar parte de la opinión pública. El gobierno, los políticos y algunos medios de comunicación han enviado el mensaje de que la raíz de todos los males son los inmigrantes, especialmente, los inmigrantes latinoamericanos.

Con Sonya y conmigo el trato fue amable, como son todos los latinos. Hay respeto, pero no la confianza a la que los venezolanos estamos acostumbrados. Quizás esto choque mucho porque nos creemos muy parecidos, países hermanos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada país tiene su historia y modos de ser.

Entiendo que en Panamá se tienda a olvidar las diferencias. Hasta a mí me ocurrió. Cuando llegamos al aeropuerto, por un momento pensé estar en Venezuela. Mientras íbamos por el pasillo arrastrando las maletas sonaba “Una fan enamorada”. Yo no sé, pero díganme ustedes si hay alguna cosa más venezolana que Salserín.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.