• Luis Angel Rincon

Islas Vírgenes: la única colonia danesa que existió en América

Las Islas Vírgenes es otro de los tantos paraísos que se encuentran en el Caribe. Con sus más de 50 islas y cayos, este archipiélago al este de Puerto Rico ofrece al viajero sus playas blancas de arena muy fina, aparte de ese mar a veces transparente y otras veces lleno de color.

Este punto del Caribe es un lugar ideal para visitar los arrecifes de coral, tanto así que la isla Saint John, los interesados en el buceo pueden visitar el monumento nacional de arrecife de coral. Son más de más de 23 kilómetros cuadrados bajo del mar habilitados para disfrutar de la rica vida marina.



Entre otras maravillas, los isleños son fanáticos de comer sin restricciones y tienen una suculenta cocina, generalmente picante y saludable, compuesta en su mayoría por guisantes, arroz, pescado, bacalao, y cordero, además de una amplia variedad de sopas.

Al contrario de lo que muchos piensan, la Islas Vírgenes no resulta un destino tan caro en comparación con otras islas cercanas. Actualmente su territorio está dividido entre las Islas Vírgenes de Estados Unidos y las Islas Vírgenes Británicas.

Sin embargo, los daneses fueron los primeros en crear un asentamiento en estas islas donde por medio de la de la Compañía Danesa de la India Occidental iniciaron la construcción de plantaciones. A partir de allí más de 200 mil esclavos fueron traídos a este territorio para recolectar azúcar, algodón y el colorante índigo, además de realizar todo tipo de tareas domésticas para los señores propietarios de los terrenos.

En 1792 Dinamarca anunció el cese de la trata de esclavos, aunque la libertad no les fue otorgada sino cincuenta años después, a raíz de una revolución.

En la isla de Saint Croix los antiguos esclavos se sublevaron contra el poder en una de las rebeliones laborales más osadas que tuvieron lugar en las antiguas colonias americanas. Los rebelados arrasaron con las casas de lo señores. El fuego se extendió por días y más de 100 rebeldes perdieron la vida.

Un siglo después, en 1917, Estados Unidos negoció la compra de las islas de Dinamarca por 25 millones de dólares en oro. Aun así los residentes del archipiélago no recibieron la ciudadanía estadounidense hasta una década después.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.