• Luis Angel Rincon

Con el coronavirus suelto, ¿todavía es seguro tomar un avión?

Muchas personas que ya tengan comprado un boleto para un viaje a Italia o Asia en estos próximos meses, deben estar buscando la manera de cancelar o posponer su vuelo, debido a todos los nuevos casos de coronavirus que se reportan en distintos países del mundo cada día.

Muchos están tomando en cuenta las informaciones que han otorgado los médicos expertos: lo más importante es prevenir el contagio. No faltará quien decida quedarse en casa hasta que el riesgo sea menor.

Tanto grande empieza a ser la alarma que parece que la propagación del coronavirus​ comenzó a afectar las tarifas de los pasajes aéreos. Actualmente se está registrando una caída en el precio de los pasajes aéreos que varía entre 15% y 30% en todo el mundo.

Parece que este descuento se debe a una cuestión de oferta y demanda. Seguramente habrá disminuido la demanda de vuelos internacionales y las aerolíneas que aún no han cancelado sus rutas reaccionan con estas ofertas.

Por otro lado, aunque suene un poco cínico, para muchos que cuentan con un presupuesto muy ajustado es una buena “oportunidad” para pescar un vuelo económico. Por los momentos, la Organización Mundial de la Salud no propone ninguna restricción a los viajes.


A pesar de esto, muchos países y aerolíneas han tomado la decisión de restringir o limitar la entrada a los pasajeros que hayan estado recientemente a China, Italia, España, entre otros países afectados.

Además de China, los países y regiones con más casos por coronavirus hasta el momento son Australia, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Hong Kong, Irán, Italia, Taiwán, España y Tailandia.

¿De dónde viene? es una pregunta que ya empieza a tomar otro matiz en los aeropuertos que siguen abiertos, donde los controles sanitarios se tornan cada vez más estrictos, incluso con los viajeros que no manifiestan ningún malestar asociado con el coronavirus.

En este momentos parece que no bastan las medidas simples como lavarse las manos y cubrirse al toser o estornudar. Ahora se recomienda mantener una distancia de al menos dos metros con personas que tosan o estornuden, además de evitar el contacto cercano y no compartir objetos personales.

Por los momentos el cuidado sigue dependiendo de cada persona. Hay que investigar mucho sobre la presencia del coronavirus en la ciudad a la que viajamos y prestar mucha atención a las restricciones.

En mi caso me encuentro más atento que nunca de Venezuela donde ya no se puede viajar ni internamente y cuyas fronteras están totalmente cerradas. El colapso de la infraestructura de salud del país sería un agravante en el caso de que el coronavirus se extienda como en Italia o España por el país. Esperemos que no sea así, aunque lo mejor es que quienes estén allá se preparen para lo peor.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.