• Luis Angel Rincon

Apellido sefardí: otra manera de conseguir la nacionalidad española

Desde hace unos años está rodando por las redes una lista muy larga de apellidos que podrían pertenecer a las antiguas familias de judíos sefardíes que fueron expulsados de España en el siglo XV.

Dicha lista no hubiera causado tanto revuelo ni hubiera sido compartida incontables veces, si no fuera porque podría dar derecho a solicitar la nacionalidad española por una nueva ley del gobierno de este país que busca reparar la salida de más de 80 mil judíos sefarditas de la Península Ibérica durante el reinado de Isabel y Fernando.

En aquella época se consideraba a los judíos injustificadamente como un peligro para la religión católica. Muchas personas fueron obligadas a convertirse en cristianos por seguridad o por no perder sus bienes.

Sin embargo, como todo proceso migratorio, la nacionalidad para las personas de origen sefardí debe cumplir con varios trámites.

Primero se debe demostrar que somos descendientes de judíos sefarditas. Los venezolanos debemos realizar este trámite mediante instituciones como la Asociación Sefar Venezuela o la Asociación Israelita Venezolana. Instituciones de este tipo son las que pueden demostrar ante España que un venezolano pertenece a la comunidad sefardí.



Luego el trámite continúa ante la Federación de Comunidades Judías de España para corroborar que el expediente es verdadero y legal. Una vez se ha comprobado la autenticidad de los documentos, entonces el interesado debe viajar a España para firmar su documento en una notaría.

A partir de este momento se tiene derecho a solicitar la nacionalidad española.

Antes de lanzarse a un proceso tan largo y costoso, ya que todos estos trámites deben ser realizados por abogados especializados, hay que tener en cuenta que esa lista que ruede por la redes es tan amplia que prácticamente todas las personas con algún apellido de origen castellano podría optar a este proceso.

González, Álvarez, Castillo, Ramírez, Sánchez y tantos otros apellidos muy comunes en Latinoamérica se encuentran en la lista. Hasta los Pérez aparecen.

La Federación Española de Judíos confirmó que no están trabajando con ninguna lista de apellidos para los trámites de la nacionalidad de los descendientes de los sefardíes. Entonces, no porque tengas un apellido de esta lista ya significa que tendrías la esperanza de solicitar la nacionalidad española.

Ahora los venezolanos se han convertido en los mayores solicitantes del pasaporte español y esta ley tiene que ver mucho con ello. Claro, se trata de una posibilidad de salida a la crisis que se vive en el país.

Pero no basta el apellido, se debe probar que por nuestras venas corre sangre de auténticos sefarditas. Hay que tener en cuenta que a Venezuela el mayor número de sefardíes llegó al estado Falcón, mientras que otros se repartieron por diferentes puntos de nuestro país.

Entre lo posibles documentos que nos solicitarán para probar nuestro origen sefardí se encuentran certificados emitidos por el presidente o el rabino de las comunidades judías de Venezuela; ketuba en las que conste su celebración según las tradiciones de Castilla; estudios genealógicos debidamente certificados con un informe completo.

También nos pedirán documentos de migración que demuestren el origen de nuestros antepasados (pasaportes o documentos de identidad, certificados de nacimiento, certificados de matrimonio, certificados de defunción, certificados de entierro en cementerio sefardí, etc.). Además de un informe que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español.

Por último, ninguno de los documentos debe ser extraídos de páginas web, ya que no serán considerados como pruebas válidas.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.