• Luis Angel Rincon

Antonella Alonso, la pornstar venezolana que emigró

Antonella Alonso es la actriz venezolana del momento. También la más polémica, si tomamos en cuenta las reacciones que provoca en las redes sociales.

Cada publicación de @lasirena69_ eleva la temperaturas de sus seguidores quienes están muy pendientes incluso de su contenido no tan explícito, pues en muchas oportunidades a esta sirena le gusta jugar con la imaginación de su fanaticada.

Antonella tiene un buen manejo de sus redes sociales. Sabe perfectamente cuál contenido encaja en cada una. Su cuenta Instagram es más recatada que su perfil en Twitter, donde permiten pornografía tras una advertencia de contenido sensible para el público.

La verdad es que sólo por sí misma se ha ido posicionándose poco a poco como una de las latinas más sobresalientes de la industria pornográfica con base en Los Ángeles, California.



Esta caraqueña desde muy joven tenía el deseo de salir de Venezuela, pero por obligación familiar cursó un par de semestres de Comunicación Social, en la Universidad Santa María, los cuales dejó para irse a estudiar Publicidad en el Instituto Nuevas Profesiones, en Las Mercedes.

Hace cinco años emigró a Miami, donde como tantos emigrantes se dedicó a trabajos muy distintos como atención al público y bartender. En varias entrevistas ella cuenta cómo sufrió de continuos despidos a causa de su sexualidad desbordada.

Antonella siempre fue muy sensual y no temía mostrarse así por sus redes. Estos despidos le dieron el estímulo para dedicarse a generar ingresos mostrando su lado más erótico, a través de servicios de suscripción de contenido similares a Onlyfans.

Experta en fotos traviesas y poses sugerentes, Antonella se mantuvo económicamente más de un año con estas plataformas para exhibicionistas, luego daría el salto al porno.

Aunque empezó a los 28 años, una edad en la que este tipo de actrices están pensando en retirarse, ha logrado posicionarse entre las más solicitadas en la meca del cine para adultos. También ha posado para fotógrafos reconocidos y ha sido modelo para revistas.

A pesar del ritmo absorbente, Antonella no deja de mantenerse activa en las redes sociales. En sus distintos perfiles pasa muchas horas compartiendo escenas de su vida o sus opiniones sobre el porno, sus rutinas o los hombres.



Ha confesado que tiene planeado presentar su propia página web, para que todo lo que recabe con videos sea sólo para ella. Además está sacando una línea de diseño de ropa con la marca de “La Sirena”.

Si bien encontrarse sola en otro país sea una experiencia avasallante, Antonella ha logrado hacerse un lugar en un mundo muy competitivo, ante la mirada de todos, y sin nada que esconder.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Salir de Venezuela. Proudly created by me, Luis Ángel Rincón.